Surfeando la OLA..

Estas ultimas semanas han estado llenas  de gran expectación  para todos…Sin duda los rebrotes que están apareciendo de forma acelerada en distintos puntos de España, especialmente en mi tierra, Aragón, están peligrando de nuevo la salud, la economía y los días de descanso, más allá de cuatro paredes, de todos nosotros.

Si me preguntaran cómo me siento, diría que con una mezcla de emociones,  y según el momento unos mas que otros pero hay tres que están ahí especialmente;  miedo, indignación y tristeza.

Como más que nunca nuestra vida profesional y personal se unen a todas  horas, no he podido evitar hacer la  comparativa  de metodologías y modelos  organizacionales que bien podemos aplicarlos a estos “nuevos tiempos re- covid.” , modelos de  Change Management, en un mundo agile ,pues  la nueva ola   RE- COVID invade de nuevo nuestras vidas, con más altura que nunca y el ser humano, como siempre insisto, es ser humano en todos los contextos, personales y profesionales  y sus necesidades, deseos y comportamientos primarios, suelen  ser los mismos en cualquiera de estos ámbitos.

Hablando de metodologías, no descubro nada nuevo cuando hablamos de AGILE, y si nos fijamos supone precisamente eso, adaptarnos ágilmente al entorno, a un entorno VUCA, termino que comenzamos a usar hace apenas unos años en el mundo organizacional y que hoy ha venido para quedarse.  Un mundo  en el que estamos cada vez más volátil, incierto complejo y ambiguo. Hoy la estabilidad ha de dejar de ser la aspiración de nadie, y aspirar mejor a tener la capacidad de  surfear de manera permanente la ola que tenemos en el horizonte, una ola que cambia también en cada marea. Y para ello, al igual que un buen “surfer”, se trata de gestionar  el cambio de una manera virtuosa como nunca. Según los estudios realizados por la  consultora internacional PROSCI, líder en Change Management, el  50% éxito de cualquier cambio depende del lado humano del mismo, casi nada, y que ejemplo más claro de Gestión del Cambio, que este que está sucediendo en nuestras vidas y el que todos desde el nivel institucional hasta el nuestro propio, estamos liderando.

Quiero  destacar de la propia metodología Change Management, el modelo A.D.K.A.R, que recoge precisamente estos cinco puntos  críticos que en un proceso de cambio hemos de tener en cuenta para poder liderarlo con garantías en cualquier entorno y en cada fase del cambio.

 

.                            Awareness -Desire -Knowledge-  Ability- Reinforcement.

Awareness:  Qué conocimiento tenemos  de la necesidad de cambio y la naturaleza del mismo, el por qué y el para qué y cómo lo hacemos extensivo en mi área de responsabilidad, personal y profesional.

Desire: El nuevo cambio que llega, cuanto deseo ponemos cada uno para liderarlo de una manera exquisita y para comprometernos con ello , cómo personas y como líderes de cualquier contexto.

Knowledge: Qué conocimiento nos falta para poder abordarlo, cuanta humildad tenemos para reconocer que necesitamos mas y necesitamos unirnos para tener inteligencia colectiva, sobre todo y por encima de todos los egos y poder liderar habilidades y conductas distintas.

Ability: Qué habilidades tenemos que desarrollar nuevas para hacer del cambio un éxito.

Reinforcement: Qué refuerzo hemos de impulsar para mantener esa cultura del cambio, y transformar definitivamente nuestros modelo de pensar y actuar en nuestro entorno, personal, profesional, social

Hoy sin saber todavía, si acabaremos en fase 2, 1, o cero, flexibilizada o sin flexibilizar, creo que nos hemos de seguir llevando aprendizajes, de cómo lo hemos hecho como personas a título individual, como sociedad, o como organismos gestores de todo esto  y cómo podemos seguir avanzando en estas nueva era re -covid pensando en cómo liderar y  liderarnos mejor para lograr surfear esta gran ola.

Liderarlo nosotros, como líderes de organizaciones que hemos de impulsar el cambio  a un contexto organizacional radicalmente diferente, como líderes institucionales que tienen la responsabilidad de guiarnos y alumbramos a toda la sociedad  en esta nueva era, como líderes en nuestros propios entornos personales, si, como padres de familias con hijos adolescentes, con nuestros amigos y colegas y con cualquier persona que nos relacionemos. El cambio comienza por uno mismo, y solo desde ahí y desde un liderazgo responsable  y consciente, podremos cambiar el entorno, sea el que sea, para conseguir de la manera más ágil posible el resultado que necesitamos, siendo  hoy  más urgente que nunca, si queremos salvar vidas, organizaciones, economías y a la sociedad en su conjunto.

Gran desafío.