Hoy quiero explicarte por qué merece la pena ser «buena gente», y aprender a  conjugar divinamente el verbo AMAR si quieres  ser una compañía atractiva para  trabajar, una compañía TALENT MAGNET, vital en estos tiempos que corren. Mas allá de las certificaciones que puedan decirlo, como decía el pasado domingo, a amar se aprende amando y así solo así el entorno crece, es rentable y cambia.!

Recordemos que talent magnet tiene que ver con ser verdaderos imanes del talento, ser atractivos e irresistibles, de la misma manera que se busca ser atractivo e irresistible en la fase inicial del amor, tal como lo entendemos.

Como marca, como organización, como sus líderes, deberíamos tener esta metáfora de referencia y plantearnos la pregunta de cómo hacemos sentir a los demás para lograr, así, ser la compañía más querida de la industria, en la que el talento que necesitamos quiera venir con nosotros para satisfacer su propósito profesional y los consumidores comprar en ella.

Ser una compañía Talent Magnet se sustenta en tres pilares y en los tres el AMOR es uno de los cinco ingredientes,  básicos para lograrlo.

Primer PILAR: COMUNICACIÓN Y TRANSPARENCIA

Ser una compañía atractiva, implica que comunicamos desde el alma sea lo que sea que queramos comunicar a los stakeholders externos e internos implica que todas nuestras comunicaciones, nuestros mensajes, el contenido y la forma de lo que contamos está preparado desde el deseo último de hacerlo bien para el otro. Es, por tanto, hacerlo pensando en quien lo recibe, ponernos en su piel, comprender su realidad y su necesidad y, al mismo tiempo, comunicarnos desde nuestros sentimientos más sinceros, auténticos y de servicio.

Es ver a los otros como un fin y no como un medio para conseguir nuestros objetivos individuales, buscar un punto de encuentro donde nos complementemos y enriquezcamos gracias a un vínculo basado en nuestra empatía y comprensión mutua. Debemos ser capaces de hacerles sentir que nos preocupamos verdaderamente por ellos desde el primer contacto, sean clientes, proveedores, freelances o potenciales candidatos. Y, puesto que nos preocupamos y nos ocupamos, nos aseguramos de que la comunicación que mantenemos con todos ellos es honesta y transparente poniendo nuestras comunicaciones y conversaciones al servicio del amor, en un sentido amplio, para que sean conversaciones de valor, que ayuden a conectar de verdad.

Y para eso debemos tener en cuenta tres aspectos fundamentales: cómo indagamos, cómo sintonizamos con los demás y cómo nos implicamos en la relación. Estos tres aspectos recogidos en el libro de Erskine, Moursund y Trautmann Más allá de la empatía  nos da luz para generar una comunicación más honesta, un vínculo más sólido y una relación más exitosa a largo plazo basándonos en este concepto. Soy consciente de que supone salir de nuestra zona de confort, de la que solemos salir muy poco para no mostrar nuestra vulnerabilidad, pero insisto en decir que la vulnerabilidad nos hará grandes, especialmente en un entorno difícil, complejo, en el que la capacidad de generar vínculos con las personas será una de las competencias más buscadas y en el que la expresión del amor hacia todas ellas será nuestra nueva responsabilidad si queremos lograrlo.

Segundo PILAR: Ser LIDERES INSPIRADORES

Ser una compañía Talent Magnet requiere también tener auténticos lideres inspiradores. Ejemplo de ellos entre otro grandes, para mi, Gandhi o Teresa de Calcuta. Ella líder referente y revolucionaria del cambio desde dentro, que logró mover masas y corazones en una industria compleja. Su ecuación para lograr la transformación de las personas, muy sencilla:

CONOCER- COMPRENDER- QUERER-CONFIAR-AMAR

Si no conocemos a las personas no  hay comprensión, no hay amor ni confianza ni ningún cambio. Así se sencillo. ¿Cuánto tiempo dedicamos realmente a conocer lo que a las personas les mueve, lo que necesitan, los miedos que ocultan, sus verdaderas virtudes y talentos? Una empresa será  atractiva e imán de talento, si  los líderes que la impulsan tienen al menos la intención y la voluntad de liderar en esta dirección por que su su modelo es perfectamente compatible con un entorno como el actual. El ser humano necesita muchas veces excusas para protegerse y evitar así salir de su zona de confort, pero también es verdad que probablemente en muchas ocasiones ni siquiera como seres humanos nos hemos parado a pensar qué sentimos por los demás y qué nos mueve a actuar con ellos. Tal vez porque no sabemos cómo hacerlo, tal vez por el miedo a hacer el ridículo, tal vez por vergüenza, tal vez por falta de humildad o tal vez lo hacemos con unos pero no con otros, o quizá por miedo a darnos cuenta de que, efectivamente, es la única manera que conocemos.  Esto no va de ser, almas de la caridad, claro que no,  ni de ser  «buena gente»  únicamente, no señor, el descubrimiento aquí es que ser «buena gente» es rentable,  solo  así podemos descubrir en las personas el mejor talento que llevan dentro y esto impactar en la eficiencia y productividad, tan necesaria. Dos vocablos que no necesitan más explicación.   Poner  en definitiva el amor como uno de los pilares, es un factor fundamental si queremos hablar de humanidad y de humanismo  de verdad y con ello de RENTABILIDAD. En esta apasionante quinta revolución industrial, tecnológica y humanista Ser una organización Nº 5, especialmente en estos momentos convulsos que todas las organizaciones estamos viviendo, va mucho de tener líderes así.

El tercer PILAR: Como ser una MARCA ATRACTIVA

¿Qué tiene que ver el concepto de amor con una marca para que esta sea atractiva para atraer al talento que necesitamos.? ¿ Para que sea una lovemark? ¿ Para que se sitúe no solo en la cabeza sino en el alma de las personas? El secreto ,según los mas expertos en lovemarks, está en el uso del misterio ,la sensualidad y la intimidad.  Aplicado al mundo del talento, significa tener en cuenta estos tres aspectos:

-Cómo mantenemos la atracción y sorprendemos de manera permanente a nuestros potenciales candidatos o talento que buscamos.

-Cómo conversamos  “a través de las pantallas” en esta nueva era, generando  confianza como marca,  siendo una marca honesta, integra y humilde, y donde la conversaciones se basan precisamente en esto en la confianza y no en el  control de la relación. Control es la palabra del pasado, confianza y accountability , el futuro.

– Cómo generamos verdadero valor, esto implica escuchar y responder a las necesidades que nuestros consumidores o nuestros potenciales candidatos tienen .

Las compañías en definitiva tenemos que mantener nuestra promesa de marca, saber contarla, enamorar con ella y esperar a que dé sus frutos sin caer en métodos más ágiles pero probablemente menos adecuados para conseguirlo. Esto implicará paciencia, implicará lleva a cabo encuentros y conversaciones para pensar en nuestras necesidades como compañía, pero también en las necesidades del consumidor o empleado  potencial  con toda la empatía de la que seamos capaces. Y precisamente con nuestro potencial talento, con este que vamos a necesitar para superar esta crisis,  necesitaremos hacer encuentros en los que no busquemos estar en una competición para sentirnos superiores a nadie, sino todo lo contrario. Deber se run espacio seguro, de conversación ilusionante, donde pongamos y compartamos nuestro propósito como compañía, donde generemos confianza para que el otro sea él mismo.

El amor, que sustente a estos tres pilares, definirá en gran medida  si somos una compañía que tiene auténticos «fans», si  somos realmente irresistibles, para los que están y para ese talento que necesitamos y está por venir, una compañía  que en definitiva  sea verdaderamente  «IT»

De veras, merece la pena , arriésgate, ¡ AMA.!